¿Qué es la neuropatía diabética?

por Sendo / enero 10, 2024

La neuropatía es una enfermedad, donde los nervios del sistema nervioso periférico, pierden la capacidad de mantener una actividad normal. Esta complicación frecuente de la diabetes, puede afectar a todos los nervios del cuerpo excepto los del cerebro y los de la médula espinal. Cuando la diabetes causa daño en los nervios periféricos se denomina neuropatía diabética.

La lesión de los nervios causado por la diabetes se presenta aproximadamente en la mitad de las personas con diabetes. Es significativamente más frecuente en quienes han tenido la enfermedad por varios años, en especial cuando no ha tenido diagnóstico temprano y tiene una estrecha relación con el mal control glucémico. Mantener valores glucémicos dentro de los niveles adecuados puede ayudar a prevenir o retrasar el daño neurológico. La presencia de mucha variabilidad, es lo que hoy se conoce como el principal desencadenante. 

Los pacientes que presenten esta complicación, suelen tener variedad de síntomas, ya que cada presentación es diferente según el tipo y el lugar de los nervios afectados. 

La neuropatía periférica puede comprometer diferentes tipos de nervios periféricos: 

1.         nervios sensitivos (neuropatía sensitiva)

2.         nervios motores (neuropatía motora) 

3.         nervios autonómicos (neuropatía autonómica).

El sistema nervioso periférico posee tres tipos de nervios, y cada uno tiene diferentes funciones, todas fundamentales para mantener nuestro cuerpo sano.

Los nervios sensoriales son los que transportan la información de los sentidos a través de la médula espinal hasta el cerebro, nos informan la presencia de calor, dolor, picor, frio, etc.)

Los nervios motores viajan en la dirección opuesta. Y su función es informar a los músculos el movimiento que se realizará según la orden generada en el cerebro. Este tipo de nervios se mueven de forma voluntaria. Mientras que los nervios autonómicos son los responsables de controlar las funciones corporales que ocurren fuera de nuestro control, como el sistema digestivo, el tracto urinario, los órganos sexuales, el ritmo cardíaco, la respiración, la tensión arterial, las glándulas sudoríparas.

Los síntomas más comunes de la neuropatía periférica son el hormigueo o adormecimiento, generalmente en las manos y los pies. Cambios en la sensación, algunas personas sienten dolor espontaneo severo, especialmente por la noche, y otras no pueden sentir dolor o presión o cambios de temperatura al tacto. Puede haber pérdida de reflejos, sensación de quemazón o sensación de que lleva puestas medias o guantes. También puede perderse fuerza, destreza en los movimientos y presentar calambres.

La neuropatía autonómica afecta los nervios que controlan la vejiga, los genitales, el aparato cardiovascular, el tracto gastrointestinal y otros órganos. Su manifestación suele estar más relacionada a mayor tiempo de evolución de la diabetes y a mal control metabólico. Los síntomas más frecuentes son: falta de sensación de vejiga llena, infecciones urinarias a repetición, disfunción eréctil en hombres y sequedad vaginal en mujeres. Puede manifestarse con diarreas a predominio nocturno o cuadros de estreñimiento. Las manifestaciones cardiovasculares pueden presentarse como caída de la tensión arterial, mareos al cambiar de posición, arritmias. 

El diagnostico suele ser sencillo cuando la enfermedad ya está establecida, aunque en las etapas iniciales, suele presentarse más silenciosamente. Por lo tanto, es muy importante el control periódico de los pacientes con diabetes, y debe ser estrictamente valorado por el medico quien buscara aquellos síntomas y signos en el interrogatorio y el examen físico de los pacientes. Siempre que se pueda deben valorarse los pies y las manos, ya que suele comenzar en estas extremidades. No se necesita un análisis de laboratorio para diagnosticar la neuropatía periférica. Los signos y síntomas son suficientes. Es posible que haya que hacer pruebas especiales para confirmar el compromiso neurológico. Estos estudios son muy esclarecedores, frente a la sospecha incipiente. El electromiograma, mide la corriente eléctrica en los nervios y los músculos. Es un estudio sencillo, algo molesto, pero que puede colaborar en el diagnostico precoz, lo que mejora muchísimo el pronóstico de esta complicación. 

Lo más importante es el examen periódico de los pies, lo que es uno de los pilares diagnóstico de la neuropatía diabética.  El autoexamen diario y el examen periódico por parte del médico en cada visita o al menos una vez al año, es fundamental. La búsqueda de mínimas alteraciones de la sensibilidad, presencia de lesiones, heridas, ampollas o cualquier otro problema debe efectuarse precozmente.

La neuropatía puede impactar en la calidad de vida de las personas que la padecen, por lo tanto, el objetivo del tratamiento es controlar y manejar los síntomas. Aunque el principal objetivo es prevenirla. El tratamiento para el daño neurológico requiere que los niveles de glucosa en sangre estén dentro de los niveles deseados, que se controle el dolor en las personas que lo presentan, y fundamentalmente que se protejan los pies. Esto requiere de calzados adecuados, evitar que el nuevo calzado, roce y genere lesiones en los pies, debemos realizar el cuidado de los pies por parte de un podólogo certificado, quien cuidara correctamente de durezas y uñas. Siempre utilizar medias de algodón, el lavado y secado debe ser muy meticuloso. Frente a micosis (hongos) debemos consultar al médico para su tratamiento.

Hay medicamentos para aliviar el dolor o mitigar la sensación de ardor, entumecimiento u hormigueo. Es importante informarse con el médico de cabecera o el especialista, cual es el tratamiento más adecuado para cada caso.

Pero de todo lo que tenemos actualmente el mejor tratamiento sigue siendo la prevención, con el manejo adecuado de los niveles de glucosa en la sangre. 

Se puede reducir el riesgo si trata a la diabetes correctamente, agregando hábitos de vida saludables. El plan alimentario y la adecuada nutrición son también un pilar muy importante.  

Recomendaciones

  • Mantenga sus glucemias dentro de los parámetros adecuados, este es el mejor cuidado para evitar la aparición de neuropatía. 
  • El automonitoreo es un muy buen recurso
  • Conozca el valor de su Hemoglobina glicada
  • Mantenga su Tensión arterial y sus lípidos controlados
  • Revise periódicamente sus pies, utilice un calzado adecuado
  • Evite fumar
  • Mantenga la consulta periódica con su diabetólogo y el equipo de salud. Ellos lo acompañaran en su tratamiento y lo aconsejaran ante cualquier inquietud que surja.
¿Te gusta? ¡Compártelo!
Buscar
Entradas recientes
Caminar, tu pasaporte hacia una vida más saludable
febrero 29, 2024
Qué es y cómo mejorar el metabolismo despertando los sentidos
enero 24, 2024
¿Puede ayudar el ejercicio por la tarde o noche a controlar el azúcar en sangre?
enero 24, 2024
Ir al contenido