Cuidado con los pies

por Sendo / enero 15, 2024

Es bien conocido el riesgo que presentan los pacientes que tienen diabetes, para desarrollar complicaciones a nivel de los pies. Es por ello, que es muy importante que  conozcas algunas cosas básicas a tener en cuenta. 

La primera sugerencia es  revisar los pies cada día. Al levantarnos podemos revisar la planta y la parte superior del pie. Si no logras ver la planta por que no llegas…utiliza un espejo para mirarte. También puede ayudarte con eso algún familiar o persona que viva contigo. Revisa entre los dedos que no haya fisuras o lesiones. 

La higiene diaria es fundamental, pero también lo es garantizar que los pies queden bien secos. Utiliza si es necesario papel de cocina entre los dedos para asegurar que no queden con humedad. La humedad ayuda a proliferar hongos y bacterias que pueden generar problemas. Algunos pacientes también utilizan el secador de cabello para asegurar este paso. 

La piel debe mantenerse bien hidratada, por eso es fundamental tras el baño utilizar cremas fluidas con vitamina A aplicándola en talones, empeine y planta, pero nunca entre los dedos. Recuerda que siempre esa zona debe quedar seca. 

Es importante revisar el corte de las uñas. Sino tienes seguridad para cortarlas, puedes acudir a un podólogo. Si decides hacerlo en casa, lo mas seguro es limarlas. Procura no cortarlas para evitar heridas. 

La sensibilidad en los pies puede alterarse como complicación de la diabetes. No obstante suele pasar desapercibida, por eso es muy importante saber si se encuentra alterada. Esto lo hace tu médico o el podólogo, cuando te valora los pies en las consultas. Para garantizar que no tengas lesiones indeseadas, ya que la sensibilidad puede fallar, debes intentar cuidar del uso de calzado nuevo. Debes utilizarlo durante un tiempo en casa, por periodos cortos, hasta que los zapatos se amolden. Nunca hagas grandes caminatas cuando estrenes calzado.

También debemos garantizar la talla. Que no sean ni grandes ni pequeños. Y mira también antes de calzarte que no tenga ningún objeto pequeño dentro, para que no surjan lesiones.

Siempre deben de colocarse medias, ¡aunque sea verano!, y en lo posible de colores claros y de algodón!! Mantendrá más seco tu pie. Ayudando a disminuir roces y con ellos la aparición de ampollas o úlceras. 

Evita los baños prolongados ya que la piel no debe macerarse.

Estos consejos siempre deben ir acompañados del cuidado de los factores de riesgo que favorecen las complicaciones. Por ello es muy importante tener buen control de las glucemias y  evitar fumar, ya que aumenta las lesiones de arterias que trasportan oxígeno y nutrientes. Recordar también que un buen control de colesterol y tensión arterial es fundamental a la hora del correcto cuidado de los pies. 

¿Te gusta? ¡Compártelo!
Buscar
Entradas recientes
Caminar, tu pasaporte hacia una vida más saludable
febrero 29, 2024
Qué es y cómo mejorar el metabolismo despertando los sentidos
enero 24, 2024
¿Puede ayudar el ejercicio por la tarde o noche a controlar el azúcar en sangre?
enero 24, 2024
Ir al contenido