¿Afectan los cambios horarios anuales a tu salud?

por Sendo / enero 15, 2024

Todos los años, cuando toca atrasar o adelantar la hora por el cambio al horario de invierno o al de verano, surgen comentarios y discusiones entre los que prefieren un tipo de horario y otro, utilizando argumentos variados, desde los más serios, a los más peregrinos. 

Pero, ¿qué dice la ciencia sobre esto?

En los últimos años se han publicado varios estudios científicos serios al respecto, y todos van en una misma dirección: el cambio al horario de invierno viene acompañado de efectos negativos para la salud, por su incidencia en los ritmos circadianos. 

Por ejemplo, en este estudio formularon la hipótesis de que si el cambio al horario de invierno afecta negativamente a los ritmos circadianos, y los ritmos circadianos están muy relacionados con  trastornos de depresión y ansiedad, el cambio al horario de invierno podría provocar un aumento de estos eventos. 

Para ello, analizaron una serie temporal de datos del Registro Central de Investigación Psiquiátrica Danés, de 1995 a 2012,  y compararon la tendencia observada en la tasa de de ingresos hospitalarios por episodios depresivos unipolares tras el cambio al horario de invierno, con la tendencia prevista en el tasa de incidencia.

Tras analizar mas de 185.000 casos, vieron que tras el cambio al horario de invierno, la tasa de ingresos por depresión aumentó un 11% en relación a la tasa esperada.  Y esta tasa se mantuvo elevada durante 10 semanas, tras las cuales la tendencia se fue normalizando.  

Imagen

Aquí, el enlace al estudio: https://www.researchgate.net/publication/309382451_Daylight_Savings_Time_Transitions_and_the_Incidence_Rate_of_Unipolar_Depressive_Episodes

Este otro estudio, publicado en la prestigiosa revista NATURE, analizó las consecuencias  de los  cambios a los horarios de invierno y verano,  en la mortalidad por todas las causas, en 16 países europeos durante el período 1998-2012. El estudio concluye que la mortalidad aumenta con el cambio al horario de invierno  (hasta un 3% más cada día durante la primera semana) y disminuye con el cambio al horario de verano

Fig. 1

Aquí, el enlace al estudio: https://www.nature.com/articles/s41467-022-34704-9#:~:text=It%20finds%20an%20increase%20in,after%20the%20transition%20in%20fall.

En resumen, las alteraciones de los ritmos circadianos y de las horas de luz que provoca el cambio al horario invernal, hacen que nuestra salud se vea afectada, tanto psicológica como físicamente. 

A la luz de estos resultados, es muy importante que, en ese momento en el que cambiamos de horario, sigamos siendo capaces de mantener nuestros horarios y nuestros hábitos de vida saludable: nutricionales, de ejercicio, de sueño y de control del estrés. 

SENDO DIABETES te ayuda a mantener unos hábitos correctos en todos estos ámbitos, con programas absolutamente personalizados en cada uno de estos aspectos.  Únete a nuestro equipo y protege tu salud. 

¿Te gusta? ¡Compártelo!
Buscar
Entradas recientes
Caminar, tu pasaporte hacia una vida más saludable
febrero 29, 2024
Qué es y cómo mejorar el metabolismo despertando los sentidos
enero 24, 2024
¿Puede ayudar el ejercicio por la tarde o noche a controlar el azúcar en sangre?
enero 24, 2024
Ir al contenido